Después de unas agitadas y divertidas vacaciones, llegó el momento de volver a la rutina. Empieza el período escolar y los especialistas recomiendan realizar un completo chequeo médico a nuestros hijos. ¿En qué debo fijarme? ¿Qué exámenes debería realizar? El chequeo médico debe ser parte de nuestra rutina anual. Los especialistas indican que al menos una vez al año o una vez por semestre, debemos chequear nuestra salud. Especialmente en niños y adultos mayores, quienes están más propensos a sufrir enfermedades. ¿Cómo podemos disminuir el riesgo de contagio de enfermedades? Revisa los aspectos principales de un chequeo previo al ingreso a clases.
Exámenes de rutina para el ingreso a clases Uno de los exámenes más comunes y ahora exigido por el Ministerio de Salud, es el certificado que autoriza la realización de actividad física. El certificado es obligatorio al momento de la matrícula y tiene por finalidad, verificar si el estudiante está apto o no para realizar ejercicios y deportes, o si debe practicarlos bajo ciertas restricciones.
Otro aspecto importante es el chequeo oftalmológico. Con el uso de la tecnología y los dispositivos móviles, los niños pasan la mayor parte del tiempo detrás de una pantalla. Esta exposición prolongada puede causar problemas en la visión, por eso se recomienda realizar un chequeo oftalmológico una vez al año.
La correcta higiene bucal mantiene nuestros dientes sanos y fuertes. Previene caries y problemas dentales en los niños, realizando un chequeo preventivo. La higiene dental tiene que formar parte de nuestros hábitos, realizando una limpieza de nuestros dientes al menos dos veces al día. El control de niño sano o supervisión de salud incluye todas las actividades destinadas a la prevención, detección y tratamiento oportuno de enfermedades. Se realiza con un Pediatra y permite verificar el correcto desarrollo de un niño/a, control de sus vacunas y acompañamiento general en los procesos de crecimiento.
Síntomas de problemas visuales en niños Sabemos lo difícil que puede ser identificar problemas visuales en los niños. Por su conducta y el respectivo chequeo oftalmológico, puedes sospechar si tu hijo/a tiene problemas visuales. Revisa los síntomas más comunes:
- Dolor de cabeza y ojos cansados
- Sentarse muy cerca de la pantalla de TV y computador
- Entrecerrar seguido los ojos (esforzando la vista)
- Escribir acercando la cara al papel
- Dificultad para leer a distancia
- Chocar con las paredes u objetos
- Realizar movimientos torpes
- Disminución del rendimiento escolar
- Pérdida del interés por la lectura

Recuerda la importancia de realizar un chequeo médico a tus hijos. Detecta precozmente enfermedades, realiza el tratamiento adecuado y disfruta de la salud de tu pequeño/a en este ingreso a clases.